End of reef – Playa Chica

La inmersión comienza con un salto desde el muelle o sobre las escaleras. El arrecife a la derecha es el camino hasta la marca de 14 metros durante unos 12 minutos. Luego a la izquierda hacia los 20 metros de profundidad. Presta atención bien: En la arena viven muchas anguilas de arena. Si te acercas sigilosamente y con cuidado, puedes reconocer sus pequeñas caras cuando salen de sus agujeros.

A unos 20 metros se puede ver una pista de arena que desciende hacia el azul profundo, pero también una pared de arrecife que termina/empieza aquí. A lo largo de esta hermosa pared de arrecife vale la pena mirar las numerosas pequeñas cuevas, salientes y agujeros, porque son el hogar de meros y camarones.

Además podemos encontrar grandes barcos de sardinas, que forman en ocasiones inmensas bolas de sardinas, un espectáculo increíble que señala la presencia de barracudas o bonitos en la zona, preparándose para la caza. Por el camino a lo largo de la bella pared del arrecife encontraremos multitud de esponjas, pequeñas cuevas y agujeros donde los meros y las nubes de camarones son comunes, por lo que merece la pena llevar linterna.